.: Mitre Corrientes :.
MIERCOLES 21 de NOVIEMBRE DE 2018
05:25
Pronóstico de Tutiempo.net
Ahora en Mitre Un Da Por Delante
Horacio Caride y equipo
OPINION
Miercoles 07 de Septiembre de 2016 18:57 hs
Los chicos menores de 6 años ya no pueden viajar solos
Para “combatir la trata de personas y el narcotráfico”, el gobierno nacional firmó ayer un convenio en el marco del Plan de Seguridad en el Transporte.

(Clarin) Uno de los puntos es la regulación para el traslado de menores de edad en micros de larga distancia: es obligatorio presentar el documento al momento de comprar el pasaje y tenerlo durante el viaje. Los nenes y nenas menores de 6 años desde ayer sólo pueden viajar acompañados por su papá o su mamá o un adulto autorizado legalmente por ellos. Los niños y niñas entre 13 y 18 años pueden viajar solos pero con una autorización de sus padres o sus representantes legales.

El equipaje será escaneado y tendrá troqueles adhesivos: uno será para el pasajero y el otro será adherido al listado de pasajeros que tiene el chofer del micro. Del mismo modo, se controlarán los equipajes de mano y las encomiendas.

“Todo pasajero va a tener que identificarse para comprar un pasaje de larga distancia y ese boleto va a estar vinculado al equipaje que lleva, tanto de mano como el que despacha. Queremos proteger principalmente a los menores y por eso será obligatorio acreditar la identidad de ese menor y el parentesco del que lo acompaña. Estas medidas ayudan a combatir el narcotráfico y la trata de personas”, dijo Guillermo Dietrich, ministro de Transporte.

Para Patricia Bullrich, ministra de Seguridad, “es fundamental la información que podamos obtener en nuestros ómnibus para saber cuántas personas, que puedan estar extraviadas, ser buscadas por casos de trata o tener pedido de captura, viajan a nuestro país”.

“La trata de personas y el narcotráfico son dos delitos muy diferentes –aclara Cecilia Merchán, ex coordinadora del Comité para la la Lucha contra la Trata y Explotación de Persona de Argentina–. Me parece bien que se refuercen los controles y que se revisen los documentos, pero las complicidades son mucho más profundas. La empresa no sabe si el padre que acompaña es un violento que tiene exclusión de hogar, o si es un padre que está entregando a su hija o si es parte de una red o tiene el mismo apellido pero no es el padre. Lo que se necesita es una política mucho más fuerte y profunda de prevención y control”.
 Imprimir  Enviar a un amigo
0
Nombre
Localidad
Email
Ingrese los caracteres de la imagen
Comentario