.: Mitre Corrientes :.
JUEVES 19 de SEPTIEMBRE DE 2019
12:46
Pronóstico de Tutiempo.net
Ahora en Mitre Variados
DEPORTES
Domingo 02 de Junio de 2019 21:38 hs
Tigre campeón de la Copa de la Superliga
El Xeneize fue pura decepción y terminó ofreciendo una pálida imagen ante la enorme cantidad de público presente en el estadio.
El sorprendente Tigre, que la próxima temporada deberá jugar en la B Nacional, dio el golpe en Córdoba y se coronó campeón por primera vez en la máxima categoría al ganarle por 2 a 0 nada menos que a Boca. En la primera etapa, Federico González y Lucas Janson, de penal, anotaron para el Matador. El Xeneize fue pura decepción y terminó ofreciendo una pálida imagen ante la enorme cantidad de público presente en el estadio. "Es una alegría salir campeón con este grupo, que tiene muy buenos pibes", comentó el entrenador Néstor Gorosito, el DT del campeón. "Lo más importante es que se ganó, pero no soy mejor entrenador porque salí campeón", agregó.

La final de la Copa de la Superliga presentaba a dos adversarios a priori muy disímiles entre sí. Porque si bien Boca salió tercero en el torneo que  Racing obtuvo en abril pasado, en las dos temporadas anteriores se había hecho del bicampeonato, cuando aún lo dirigía Guillermo Barros Schelotto. Todo lo contrario le ocurrió a Tigre, que pese al campañón que hizo desde que asumió Néstor Gorosito en el banco en febrero pasado --era uno de los últimos en la tabla y terminó en un más que meritorio noveno puesto--, no pudo evitar el descenso.

El sorprendente Tigre, que la próxima temporada deberá jugar en la B Nacional, dio el golpe en Córdoba y se coronó campeón por primera vez en la máxima categoría al ganarle por 2 a 0 nada menos que a Boca. En la primera etapa, Federico González y Lucas Janson, de penal, anotaron para el Matador. El Xeneize fue pura decepción y terminó ofreciendo una pálida imagen ante la enorme cantidad de público presente en el estadio. "Es una alegría salir campeón con este grupo, que tiene muy buenos pibes", comentó el entrenador Néstor Gorosito, el DT del campeón. "Lo más importante es que se ganó, pero no soy mejor entrenador porque salí campeón", agregó.

La final de la Copa de la Superliga presentaba a dos adversarios a priori muy disímiles entre sí. Porque si bien Boca salió tercero en el torneo que  Racing obtuvo en abril pasado, en las dos temporadas anteriores se había hecho del bicampeonato, cuando aún lo dirigía Guillermo Barros Schelotto. Todo lo contrario le ocurrió a Tigre, que pese al campañón que hizo desde que asumió Néstor Gorosito en el banco en febrero pasado --era uno de los últimos en la tabla y terminó en un más que meritorio noveno puesto--, no pudo evitar el descenso.

PUBLICIDAD

De igual modo, el premio por obtener la corona en el Mario Alberto Kempes --un pasaje a la Copa Libertadores 2020-- parecía acaso más sustancioso para el Matador --con la curiosidad de que, Conmebol mediante, podría participar del máximo certamen continental y a la vez militar en la B Nacional-- que para el conjunto xeneize, que ya tenía dicho boleto asegurado por --lo dicho-- su tercer puesto en la Superliga 2018/2019.

Pero en la semana River había alzado su tercera Recopa Sudamericana y Boca debía asordinar el nuevo éxito internacional del equipo de Marcelo Gallardo con la obtención, al menos, de una nueva estrella local. Encima, en los últimos encuentros los de Gustavo Alfaro venían con la pólvora mojada y sus cotizados delanteros debían reencontrarse con el gol. En contrapartida, los de Pipo Gorosito, por caso en semifinales, venían de imponerse 6-0 a Atlético Tucumán en el global, por lo que poder de fuego no les faltaba.

En síntesis, Tigre llegaba a la final con un juego atractivo y contundente; en tanto Boca hacía lo propio con pocas luces, sufriendo mucho y pasando zozobra en la fase de cuartos con un doble 0-0 ante Vélez, al que sólo pudo doblegar en la tanda de penales.

En la gran final de Córdoba, Tigre estuvo a la altura de las circunstancias y salió a la cancha mejor parado que su encumbrado rival, que continuaba poco fino en los pases y con una falta de profundidad que alarmaba. Así, un corner de Montillo encontró la cabeza de Alcoba y la respuesta algo dubitativa de Andrada. En la réplica, Tigre jugó mal el achique y Benedetto reventó un poste cuando se iba solo frente al arco. Enseguida, Marinelli salvó las papas ante un tiro de Villa. Pipo Gorosito mascaba su eterno chicle más tenso que de costumbre. Hasta que una falla defensiva en el fondo xeneize permitió que González, con ayuda de Andrada, provocara el primer grito de la noche y pusiera al Matador en ventaja. Boca se puso muy nervioso. Al rato llegó el derrumbe: Izquierdoz bajó en el área a Janson y el penal lo facturó el propio volante para brindar al equipo de Victoria un impensado 2-0. Baldazo de agua helada para Boca, que pudo descontar con un tiro libre de Zárate, pero debió irse a los vestuarios dos goles abajo.

En el complemento, Boca apuró cambios e intentó torcer el rumbo. Pero con Benedetto errático (metió un cabezazo al palo), Zárate perdido y Tevez sin peso, el equipo de Gustavo Alfaro terminó capitulando. Tigre aguantó bien y se llevó el premio mayor con absoluta justicia, para alegría de su gente.

0 BOCA
Andrada
Buffarini
L. López
Izquierdoz
Mas
Villa
Capaldo
Campuzano
Zárate
Tevez
Benedetto
DT: G. Alfaro

2 TIGRE
Marinelli
Pérez Acuña
Alcoba
Moiraghi
Colazo
Prediger
Menossi
Janson
Montillo
D. Morales
F. González
DT: N. Gorosito

Estadio: Mario Alberto Kempes (Córdoba).
Arbitro: Néstor Pitana.
Goles: 24m F. González (T), 31m Janson (T).
Cambios: 59m J. Ortiz por D. Morales (T), 60m Abila por Buffarini (B) y J. Alonso por Villa (B), 61m Cavallaro por Janson (T), 71m Pavón por Capaldo (B), 75m Canuto por Montillo (T).

 
 Imprimir  Enviar a un amigo
0
Nombre
Localidad
Email
Ingrese los caracteres de la imagen
Comentario