.: Mitre Corrientes :.
LUNES 24 de ENERO DE 2022
09:51
Pronóstico de Tutiempo.net
Ahora en Mitre Variados
DEPORTES
Viernes 10 de Diciembre de 2021 00:55 hs
Boca a lo Boca: campeón de la Copa Argentina
Con uno menos durante casi media hora, el Xeneize le ganó la final a Talleres por penales. Rossi clave y a la fase de grupos de la Libertadores.
"Dale Booooo, dale Booo, dale Bocaaa, dale Booooo". Hay un grito de guerra. Un grito que supera todo, que luego hasta se impone sobre el “dale campeón”. Ahí, en el arco que da a la gente xeneize, se gesta la consagración. Se da esa unión espiritual que se necesita para un momento de tanta tensión. Hincha y jugadores. Jugadores e hinchas. Y de repente, Boca es Boca. Y Boca se fortalece. Y deja atrás la angustia de jugar con diez por casi media hora para empezar a edificar la vuelta olímpica, el desahogo, la alegría interminable. Y entonces Salvio mete el 5 a 4 en los penales, se convierte en héroe, en cierre de película. Y Boca gana otra Copa Argentina, la cuarta de su historia. Y Boca está en la fase de grupos de la Libertadores 2022. Y Boca termina el año como lo empezó: campeón (el 17/1 ganó la Copa de Liga en otra final con Banfield). Y entonces, claro, quién le quita lo bailado. A pesar de un equipo que llegó futbolísticamente con lo justo, a pesar de un DT cuestionado, a pesar de las indisciplinas, de las dudas por una final en la que nunca logró imponerse, otra vez es campeón. El súper campeón del fútbol argentino, con 71 estrellas, tres más que River. Tenía que ser Salvio quien desatara la locura en Santiago del Estero. Toto, justo Toto, el que más sufrió en el 2021, volvió para sumar gloria a la gloria del club. Ese penal tenía una carga emocional impresionante. Por él. Y por su lesión en la rodilla. Por el club. Y por el DT. Pero sólo alguien que lo necesitaba tanto como revancha personal, podía destrabarlo. Es cierto, antes convirtieron Rojo, Izquierdoz, Pavón y hasta el pibe Sandez. Pero ahí fue Toto con el corazón, para definir con alma y vida. Para que Battaglia se sacara la bronca de las anteriores finales perdidas como técnico, para volver a ser el más ganador de la historia con el Melli Guillermo (ambos con 18 títulos entre jugador y DT). “Boca ya salió campeón, Boca ya salió campeón, se lo dedicamos a todos...”. Ahora el grito sale de adentro para afuera. Y ahí, en el campo, Advíncula se tira en el piso, abraza la Copa Argentina como si hubiera ganado la Liberadores y no el pasaje a la fase de grupos. Y los jugadores van a buscar al entrenador, incluso Cardona, el que lo metió en el lío de la “intoxicación”, para reivindicarlo, para darle el espaldarazo para seguir, para ponerlo en el lugar que cualquier entrenador campeón debe tener. Hubo en todo ese final, un convencimiento que Boca no tuvo para ganar la final en la cancha. El partido con Talleres le pesó, le costó. Pero qué va. Cuando llegó a los penales, se sintió ganador. Porque sabía que tenía a Rossi, el ancho de espada de toda la Copa, el que atajó para eliminar a River, el que atajó para dejar en el camino a Patronato, el que atajó para volver a gritar campeón, el que le pidió al capitán Izquierdoz que en el sorteo eligiera el arco de la gente de Boca para definir la historia. Y hacer la historia.
 Imprimir  Enviar a un amigo
0
Nombre
Localidad
Email
Ingrese los caracteres de la imagen
Comentario